r08.es Arte y pensamiento

Tag: increible

La bombilla que lleva encendida mas de 110 años

Es con diferencia la lámpara más veterana (y conocida) del planeta. Lleva luciendo sin apenas interrupciones desde mil novecientos uno y termina de cumplir sus primeros ciento diez años de servicio. Se trata de una lámpara de sesenta vatios (si bien el día de hoy su potencia no supera los cuatro), soplada a mano, con filamento de carbono, y está instalada en el cuartel de bomberos número seis de Livermore, California. Los científicos se preguntan de qué manera posiblemente haya soportado tanto tiempo sin apagarse. 

La "Lámpara centenaria", que figura en el Guinnes de los Records, fue soplada a mano por la Shelby Electric Company, de Ohio, a fines de la década de mil ochocientos noventa y donada después por el dueño de esa compañía al departamento de bomberos en mil novecientos uno. Se sabe que fue en el primer mes del verano, si bien no el día preciso. Su "aniversario" se festeja, por convención, los días dieciocho de ese mes. Desde el momento en que fue instalada en el cuartel, la lámpara ha continuado siempre y en todo momento encendida, alumbrando con su pálida luz, veinticuatro horas al día, los camiones de bomberos en su garaje.

Que se sepa, y además de algún apagón en la zona, la lámpara solo dejó de lucir en una ocasión, en el año mil novecientos setenta y seis, cuando la sede del cuartel de bomberos de Livermore se trasladó a sus nuevas instalaciones. Para eludir desazones, y frente al miedo de que al desenroscarla de su casquillo la lámpara se rompiese, los electricistas cortaron el cable por lo sano y el pequeño "tesoro" fue transportado a su nuevo destino con escolta policial y en un turismo de bomberos, bajo la atenta mirada del capitán Kirby Slate. En conjunto, la interrupción apenas duró veintidos minutos.

La lámpara, que el día de hoy cuenta con su página y que tiene una cámara web dedicada (cuenta aun con una página en Fb), ha sido analizada en distintas ocasiones por la Ciencia. Y absolutamente nadie se explica las razones de que prosiga luciendo tras tanto tiempo. Debora Katz, físico de la Academia Naval de U.S.A., ha estudiado a fondo las propiedades físicas de la lámpara de Livermore. Para esto, y frente a la imposibilidad de estudiar la lámpara original sin apagarla, la estudiosa se hizo con una vieja (y derretida) réplica de exactamente la misma, asimismo fabricada or la Shelby Electric Company a fines del siglo XIX.

"La lámpara de Livermore -explica Debora Katz- se distingue de 2 formas de una lámpara incandescente moderna. Primeramente, su filamento es unas 8 veces más grueso que el de una lámpara actual. Y seguidamente, ese filamento, probablemente hecho de carbono, es semiconductor".

"En el momento en que un conductor se calienta mucho -sigue la estudiosa-, su capacidad para conducir la electricidad deja de marchar. No obstante, conforme la lámpara de Shelby se marcha calentando, se marcha transformando en un conductor cada vez mejor". La estudiosa desea, ahora, estudiar el filamento de su lámpara de Shelby rota en el acelerador de partículas de la Academia Naval de EE.UU. Espera de esta forma aprender algo más sobre sus excepcionales propiedades si bien, asegura, "posiblemente la lámpara de Livermore sea única en su especie".

No obstante, y si bien parezca increible, la lámpara de Livermore tiene, asimismo, algún contendiente. Como la de Forth Worth, en Texas, que hoy día luce en el Museo Stockyards de esa localidad y que fue instalada en el mes de septiembre de mil novecientos ocho. O bien la que luce desde mil novecientos doce en la tienda de suministros Gasnick, en la ciudad de Nueva York. O bien la que lleva encendida desde mil novecientos veintiseis en otro cuartel de bomberos, el de la urbe de Mangum, en Oklahoma.

Posted Thu 23 June 2016 by Federico Moran in Curiosidades (bombillas, rarezas, curiosidades, increible, misterios)